viernes, 9 de junio de 2017

(3) 29ª ESCUELA DE VERANO SAN VIATOR

HISTÓRICO DE LAS 28 ESCUELAS DE VERANO
“SAN VIATOR”
La Escuela de Verano San Viator nace en 1984, y lo hace al hilo del pulular de numerosos movimientos del profesorado de aquella época, que, con un carácter cargado de inquietud educativa, busca momentos de compartir ideas y experiencias. Una idea flota en medio de todo este quehacer, el formarse no sólo es recibir, escuchar, estudiar, también es compartir, es recrear, es insinuar y sugerir.

Con ese planteamiento inicial se convoca “a hacer” Escuela a los profesores de los centros que trabajan en el Proyecto Educativo Viatoriano en diversos sitios: Madrid, Valladolid, Huesca, Vitoria, Zaragoza, Mondragón (Guipúzcoa), Elgóibar (Guipúzcoa), Basauri (Vizcaya), L´Hospitalet (Barcelona).
 
Hay un punto de partida clave: todos son actores de la Escuela. Participar en la misma supone alejar el pensamiento de una acción pasiva, meramente receptiva y situarse en un nivel de “sentir” la misma como algo propio, y asumir la responsabilidad que a cada uno le corresponde. Un hecho refrenda de manera notable este planteamiento: cada año un centro, es decir sus profesores, serán los responsables de organizar la Escuela y ello con un carácter plenamente abierto en temática y planificación.

El hablar de compartir indica, además del enriquecimiento que el hecho supone para el que lo recibe, el hecho del dar. Dar de aquello valioso, que frecuentemente con un cierto negativismo del profesorado no es valorado ni por los propios agentes y tiene una alta cualificación.

Con esos planteamientos durante estos años, se reunieron anualmente más de un centenar de profesores de los centros.

Este era el primer objetivo: compartir. Pero también habría otros, entre los que debemos destacar la formación y enriquecimiento de algún aspecto de carácter educativo impartido generalmente por personas cualificadas. No existía la pretensión de competir con otras formas de formación más sistematizadas, en las cuales durante un período de tiempo mayor se desgranaban de manera académica y profunda el conocer o pensar educativo. Pero tampoco se quería caer en la vulgaridad y por eso siempre a lo largo de estos quince años, han existido ponencias, charlas sobre temas educativos interesantes, impartidas por personalidades bien cualificadas al respeto.


De ambos planteamientos imbricados nacieron las distintas Escuelas de Verano en que se trataron los siguientes temas más destacados, que iremos publicando desde hoy a lo largo de este mes de junio.