miércoles, 30 de septiembre de 2015

(1/2) PADRES E HIJOS

Ni tanto, ni tan calvo.
Pero, desde luego, lo que da futuro es lo segundo. ¿Qué te perece?